Nuestra misión en el mundo

 

Nuestro mayor sueño es crear muchas pequeñas bases ubicadas en las zonas más remotas del mundo que puedan funcionar como verdaderos centros culturales para niños que quieran experimentar un mundo de arte.

 

Donde los niños pueden practicar música, danza, escultura, artesanía y cualquier tipo de arte incluyendo agricultura y crianza de gallinas para huevos y cabras para leche.

 

Un lugar donde puedan darle espacio a sus sueños, donde tengan un lugar para dormir, soñar y realizar su propio sustento.

 

En torno a estos centros culturales, los “grandes” podrán acceder a ellos para participar y organizar eventos encaminados a la cultura, la naturaleza, el arte, etc. con el fin de poder alimentar económicamente todas las actividades que los niños pueden realizar de forma gratuita.

 

No sabemos cómo lograr este gran objetivo. Solo sabemos que ese es nuestro sueño común y que, paso a paso, a nuestro pequeño modo, estamos empezando a poner los primeros cimientos. Partimos de nuestra casa, Cerdeña y damos un segundo paso en Senegal (África).

 

Habrá tanto que aprender y descubrir como en todas las cosas, tal vez podamos hacer poco o tal vez podamos hacer mucho. Esto depende de nosotros y de cada persona que sigue nuestros pasos.

 

Por pequeño o grande que sea el resultado que obtendremos a lo largo de la vida de este proyecto al que le hemos dado el nombre de “Vento Maestrale”, lo más importante es impresionar en cada lugar que nos encontremos a lo largo de nuestros viajes, algo puro, simple. e incorruptible, que también puede vivir gracias al amor y cuidado de las personas que se conectan con nuestra misión.

 

Estamos abiertos a cualquier tipo de propuesta y cualquiera persona que quiera ayudarnos es bienvenida!!!